sábado, 22 de septiembre de 2018

Coherencia

—Este gobierno ha emprendido una campaña para acercarse a nuestra gente en sus propias casas y por sorpresa. Para dar la cara, para palpar la realidad de la calle en directo, pero sobre todo, para relevar sus necesidades más urgentes y llevar soluciones efectivas a las demandas de quienes, a fin de cuentas, nos han puesto en el gobierno.
En la primera visita, el mayordomo se mostró sorprendido y dijo que preguntaría al señor de la casa si estaba en disposición de recibir a los funcionarios.






 

viernes, 21 de septiembre de 2018

Londres

El grito desgarrador atraviesa la densa niebla. Las prostitutas respiran aliviadas en los arrabales. La fiera ha saciado su apetito por esta noche. Mañana sabrán quién de ellas pagó con su vida. La torre del reloj da una sola campanada advirtiendo a Jack que es hora de desaparecer.

Volver a Ciudades


jueves, 20 de septiembre de 2018

Raro

Una paloma negra, brillante como un cuervo, pero no. Es una paloma, negra. Camina oronda junto al guardrail de la autopista con total despreocupación. Ahora, inclina la cabeza y me mira con un solo ojo amarillo. Nunca antes vi una paloma negra; y aunque aún es temprano, decido que esa será mi excusa de hoy para temerle a la muerte.





miércoles, 19 de septiembre de 2018

Esa odiosa mujer

Era el mejor en su negocio, capaz de venderle un seguro a Superman y había conseguido la audiencia con el Monseñor.
Asegurar todas las propiedades del obispado equivalía a sacarse la lotería una vez al mes.
Con su mejor cara de monaguillo, le explicó la conveniencia de contratar con un honrado hijo de la Santa Iglesia.
Ya lo tenía convencido cuando esa odiosa mujer comenzó a dar gritos de placer orgásmico. Arrojar el celular por la ventana no le sirvió de nada.






martes, 18 de septiembre de 2018

Madres

—Mamá, yo quiero ser grande —dijo el niño. Y su madre rompió a llorar por alguna de las infinitas razones que estás pensando.

lunes, 17 de septiembre de 2018

Impericia

El traspaso presidencial fue un verdadero fiasco.
Con los saludos y las reverencias, la ceremonia iba bastante bien. 

El caos se desató al momento de intercambiarse la banda presidencial. Los presidentes se enredaron con los hilos que mueven sus brazos y cabeza. Los titiriteros no encontraban la forma de efectuar la maniobra con algo de prolijidad.
La magia se perdió por completo. Se notó mucho.






domingo, 16 de septiembre de 2018

Venus Atrapamoscas

En el rincón más oculto de esa exclusiva playa, la solitaria sombrilla llama la atención del veraneante despreocupado. En el centro de su círculo de sombra descansa una muchacha preciosa que le sonríe señalando el bronceador y pidiendo por favor.
No tarda en sentarse a su lado, feliz de ayudarle con la tarea.
Como mecida por el viento, la sombrilla empieza a bajar muy lento hasta cerrarse por completo sobre ellos. Pocos minutos después, vuelve a abrirse con un sonoro eructo, vacía.
Ahora una mujer se acerca. Bajo la sombrilla le guiña un ojo un atractivo adonis.




sábado, 15 de septiembre de 2018

Alzheimer

—Noche de mierda...—maldice, insomne de preocupación, mientras espera el regreso de un hijo que tal vez no tenga.











viernes, 14 de septiembre de 2018

Jettatore

Le dije que nací en un martes trece y que la mala suerte me persigue.
Le advertí que conmigo no había caso, que estaba meado por los perros, que la sal me llovía como nieve.Que mi vida era la letra de un tango, que era contagioso y que terminaría afectándola.
De nada valió. Me juró que solo sería feliz conmigo. Me pidió que me olvide de esas tonterías, porque el amor no sabe de supersticiones. 

Entonces me convencí de que la racha podía cambiar y me entregué en cuerpo y alma.
Tarde me di cuenta que ella era tan solo otro mal augurio en mi vida. Y que no hay tangos con final feliz...


jueves, 13 de septiembre de 2018

Felicidades

—Buenas, maestro, ¿tenés felicidad?
El vendedor se sonríe
—Eh, s-sí, bah, a veces. Como todo el mundo.
—No, perdón, yo ando buscando el cartuchito.
—No te entiendo, flaco —responde un poco tentado de risa.
—¿Viste la maquinita de la felicidad? Bueno, el repuestito, el cartuchito, para cargarla...
—Ah, ¿el pituto de adentro? ¿uno rosa con brillitos? Jaja, sí...no, no tengo. Hace rato que están en falta.
—¿Y van a traer?
— No sé. Viste que eso vino cuando abrieron la importación y después...
—¡Como me cagaron! Me vendieron la maquinita; cartucho nuevo decía en internet. Me puse feliz cuánto, ¿Dos? ¿Tres veces?...y a la mierda, no tiraba más.
—Tranqui, en algún lado vas a conseguir.
—¡Tranqui las pelotas!? Necesito felicidad. Vengo con cara de culo hace una semana…
—Acá lo que tenemos son caretas de sonrisa. Capaz...para ir zafando...
—¡Metételas en el culo, boludo!
El vendedor ni se inmuta por el insulto. El tipo se va dando un portazo.
—¿Quién era ese loco? —pregunta una voz alegre desde la trastienda.
—Otro que busca la felicidad.
—Ni se te ocurra venderle cartuchos. Mirá que ya no van a entrar más...


miércoles, 12 de septiembre de 2018

Derechos de autor

La pluma de Cervantes ha dado a la literatura castellana sus páginas más gloriosas.
—¿La pluma de Cervantes?, ¡Ya quisiera! —retrucó el ganso muy ofendido.




lunes, 10 de septiembre de 2018

Encono

«Siéntate en la puerta de tu casa y verás pasar el cadáver de tu enemigo.»
Proverbio chino.

Los últimos días, desayunó repasando las necrológicas con cierta ansiedad. Le habían llegado noticias del delicado estado de salud de su enemigo más odiado.
Esa mañana sin embargo, lo invadió una sensación de hastío y desasosiego. ¿Cuánto tiempo llevaba allí sentado? ¿Quién le había alcanzado el periódico? No podía recordarlo.
De repente, la memoria le devolvió la imagen de su enemigo, sentado en la cama del hospital, sonriendo satisfecho al leer un obituario.



 

3,2,1 ¡Aire!

—Nos encontramos en la casa del famoso escritor de novelas de terror, Esteban Rey, autor de la saga Alienmonster, que sigue rompiendo récords de ventas en todo el mundo. Aquí nació la historia y estamos con el padre de la criatura. Cuéntanos Esteban, ¿de dónde vino la idea de un monstruo pequeñito y feroz que masacra personas con tanta violencia?
—Bueno, la historia se me ocurrió cuando adopté a mi perrito Chip. En el refugio nadie lo quería pero yo supe ver algo diferente en él. Nos entendimos enseguida.
—Increíble ¿Y dices que este pequeñín te inspiró para crear al Alienmonster?
— No, en realidad la saga está basada en hechos reales. Literalmente, Chip "es" el alienmonster.
Con un extraño rugido agudo, el perrito deforme salta al cuello del cronista que grita desesperado, luego cae la cámara salpicada de sangre y se corta abruptamente la transmisión.
Frente al televisor, el editor se frota las manos de pura avaricia.



sábado, 8 de septiembre de 2018

Reflexiones vacunas

El colectivo, reventando de pasajeros, frena en el semáforo. Junto a él para un camión de hacienda, repleto de ganado rumbo al matadero.
Miro con tristeza a los pobres animales hacinados, incapaces de escapar a su amargo destino.



viernes, 7 de septiembre de 2018

Los girasoles

—No quiero importunarlo amo, pero recuerde que todavía puedo llevar a cabo muchas tareas.
—Nada, nada. Hoy llega la unidad nueva que está diseñada y equipada para el combate.
—Pero amo...también hay cosas que solo yo puedo hacer. ¿Quiere una reproducción original de "Los girasoles" de Van Gogh? Es una obra única y yo poseo el último registro.
— No me convence, necesitamos soldados. Las guerras no se ganan con artistas.
—¿Podría pintarlo para usted una última vez? Si me reciclan se perderá para siempre.
—¡Si ni siquiera sé lo que es un girasol! ¿Como tengo que decírtelo, maldita lata? ¡Al compactadoooor!




jueves, 6 de septiembre de 2018

Dubai

El hangar en medio del desierto se abrió y entonces lo comprendimos todo.
La máquina del tiempo estaba allí, como prometió. Me pregunté cuántos millones le habría costado su construcción.
Era la esquina del viejo barrio de nuestra infancia, reconstruida en todo detalle. Árboles, veredas, postes de luz, el agua junto al cordón corriendo sobre el verdín, el almacén del viejo Manolo y el propio viejo Manolo sentado en la puerta. Todo estaba reproducido allí.
Nuestra cancha de «bolita» y la ochava de la fábrica donde pintamos ese arco medio desparejo para jugar al «metegol entra».
Para eso nos busco a los "pibes" de la barra que aún quedabamos vivos, para jugar una última vez en la esquina, como cuando eramos chicos.
—Si ser millonario no sirve para esto...—nos dijo.
Días después nos contó de su enfermedad.





Volver a Ciudades





martes, 4 de septiembre de 2018

La duda

El cielo es para los buenos y los malos van al infierno, así nos enseñaron desde chicos. Sin embargo aquí estamos, mirándonos con desconfianza, tratando de descubrir en cuál de los dos nos encontramos.










lunes, 3 de septiembre de 2018

Invulnerable

—¡Si te vuelvo a ver escribiendo esas estupideces, te rompo el alma!
Lo molieron a golpes muchas veces pero, lo que es el alma, ni se la rozaron.










domingo, 2 de septiembre de 2018

Los poderes

Korztrec estaba famélico, y exhausto de tanto caminar en la nieve. Pensó que moriría de hambre hasta que recordó el conjuro para comunicarse con los animales.
Luego de recitarlo gritó: "¡Lobos de la tundra, vengan a mí!", aunque de su boca solo salió un largo aullido.
Al poco, la jauría se encontraba a su alrededor.
Korztrec dirigió unos gruñidos al lobo alfa: "Soy un poderoso hechicero, les ordeno que vuelvan al bosque y cacen un conejo para mí."
El lobo alfa, agachó las orejas y respondió: "En la tundra nadie es más poderoso que yo, debiste convocar a los conejos". Después ladró y el círculo de bestias se cerró sobre el brujo en un frenesí de colmillos y sangre.





 

sábado, 1 de septiembre de 2018

3D

Esta es la historia de los niños piojosos de mi infancia. De la pediculosis, que no discrimina. Cuenta de niñitos rubios con piojos negros. de niños con rulos oscuros espolvoreados de brillantes liendres y de niñas coquetas que se rascan la nuca con las dos manos.
El cuento de las cabecitas surcadas por seres golosos de sangre.Este es un cuento contagioso. ¿Verdad?







viernes, 31 de agosto de 2018

Mi suerte

Con un boli escribí «Te amo» en la palma de mi mano.
Me senté frente a esa bella gitana para que me leyera la fortuna.
—Veo un inminente rechazo amoroso —me dijo
.










jueves, 30 de agosto de 2018

La otra

Arreglaron su encuentro como siempre, a las cuatro en la puerta del hotel. 
Él llegó dos horas antes para evitar sospechas. Algo se olía.
Desde la mesa del bar la vio llegar por la vereda y encontrarse con...¡su mujer!
«Ya me lo temía yo, esto tenía pinta de emboscada»
Se abrazaron como grandes amigas y todavía abrazadas entraron al hotel.
Salieron a las tres y media y se despidieron en la puerta.






miércoles, 29 de agosto de 2018

Mis motivos

Y ahora tu pregunta resuena en mi cabeza:
—¿Por qué escribís? —Pienso un momento y te contesto (y me contesto).
—Asomáte por la ventana. ¿Lo notas? El cielo esta gris, la ciudad chilla su dolor, la gente está muerta y Dios no aparece por ningún lado. Cuando ya no puedo soportarlo, necesito actuar de superhéroe y salir volando por la ventana a soplar la tormenta, echar hacia atrás mi melena y batuta en mano, cambiar lamentos por melodías, volver a casa a descubrir que todavía me amás y que no te has ido.


 




lunes, 27 de agosto de 2018

Milagros

La mendiga apareció en el santuario de un pueblo que ya no existe. Su milagro consistía en materializar, con sus manos, pequeñas avecillas. Pajaritos reales de color carmín, plumaje aterciopelado y cantar celestial.
Enseguida se reunió una multitud a su alrededor. Ella los regalaba sin distinguir condición ni exigir limosna alguna. La llamaron santa, profeta, enviada del altísimo y otros mil apelativos y a sus creaciones les atribuyeron poderes divinos. Que su canto sanaba, que sus plumas eran talismanes sagrados...
Con el tiempo se fueron aburriendo de ella. Los pájaros comenzaron a reproducirse sin control y su canto permanente resultaba ahora molesto. El colmo se dio cuando algunos picotearon la cosecha. La tildaron de bruja y la desterraron.
Fue en el día anterior a la desaparición del pueblo.El día del ataque de los pájaros asesinos.




sábado, 25 de agosto de 2018

Parasoles Noemio

La playa quedó casi desierta por el agobiante calor del mediodía.
Bajo la sombrilla, ella comenzó a sentirse mal. Aún siendo embarazada primeriza, supo que ese dolor sólo podía ser una contracción y luego otra y otra....
—¡Alguien que me ayude, ya viene mi bebé!
El chico de las sombrillas acudió corriendo. Estaba aterrado pero tuvo presencia para dar el aviso y después se hizo cargo de la situación.
La mujer pujaba con la vista fija en las palabras escritas en la sombrilla.
El llanto del bebé se mezcló con la sirena de la ambulancia.
Se la llevaron tan rápido que no alcanzó a preguntarle su nombre, por eso su hijo se llama Noemio Larssen.




viernes, 24 de agosto de 2018

Desagravio

Pienso en tí y me pregunto: ¿Pudo alguien evitar nuestro encuentro? Creo que no, como no se pueden separar dos amantes que se anhelan. Mi corazón ya te pertenecía, estoy seguro. Tenías mi nombre escrito desde antes de existir. No fue azar, fue destino. No pudo haber sido alguna de tus alegres compañeras, debías ser tú. Tú eras la bala que me mataría y yo te perdono por eso.









jueves, 23 de agosto de 2018

Catástrofe

—Chofer, ¿porque se detiene? Estamos sobre la vía.
—No sé que pasó, este trasto no arranca.
—Por favor, muévalo. ¡Viene el tren!

—Eso intento, ¿No lo ve?
Las campañas de alarma rompen a sonar y nadie escucha a nadie. Las barreras bajan, encerrando al transporte. Una señora con un bebé grita histérica:
 —¡Abra las puertas! ¡Ya está cerca, déjenos bajar!
—¡No responden! ¡No sé que hacer...!
Instantes antes del desastre las puertas ceden a los empujones y la gente sale en estampida entre gritos, presa de la confusión.
El tren se detiene a centímetros del bus. Una voz resuena con tono metálico: —¡Corten!
A medida que la gente sale de su estupefacción, su primera reacción es linchar al tipo del megáfono. Solo el reparto indiscriminado de dinero logra apaciguar los ánimos.
—El realismo es caro pero vale cada centavo —reflexiona en voz alta el director.



miércoles, 22 de agosto de 2018

Dos fantasmas

El espíritu vagaba desorientado por la tierra. Seguía muy confundido, poco consciente de su propia muerte. Visitaba los mismos lugares que frecuentara en vida, contemplándolos perplejo.
La divinidad, conmovida por su predicamento, decidió devolverlo al plano material en una segunda oportunidad.
Hoy es un gris oficinista, agobiado por las deudas, alternando entre la inmensidad de sus cuatro paredes y la soledad en medio de la multitud.
Con todo, lo peor son las añoranzas de un pasado que no alcanza a recordar.



martes, 21 de agosto de 2018

Mudanza

En el lecho de muerte, su madre le tenía reservadas dos tremendas revelaciones: su condición de hijo adoptivo y su verdadera fecha de nacimiento. Habían asignado la fecha de adopción a su cumpleaños, ocultándole la verdad de su origen.
Ambas noticias lo conmovieron por igual. Toda su vida tomó muy en serio el horóscopo, era un fanático del zodíaco y se sentía doblemente engañado.
Siempre se jactó de ser un ariano típico; bondadoso e impulsivo, disperso e inconstante, apasionado y aventurero, lo que algunos llaman un “mecha corta”.
Ahora la astrología era un fraude. Todo estaba mal.
Semejante golpe lo volvió taciturno y reflexivo, también algo irritable . El hecho de saberse adoptado lo hizo desconfiado, rencoroso. Solo encontraba seguridad en su casa, con su familia, como el buen canceriano que era. 



lunes, 20 de agosto de 2018

Bulimia y anorexia

—Cuénteme, ¿qué le pasa?
—Que cuando me pongo nervioso doctor, me entran ganas de comer y ya no hay quien me pare. Me llegan hasta el punto de lanzar y, aunque mi patrón me tenga saltando todo el día detrás de sus ocurrencias, cada vez estoy más gordo, ya lo ve.
—¿Y porqué los nervios?
—Es por la locura en el trabajo. Llevo un ritmo de no aguantar...
—Debería hablar con su jefe del asunto. A veces, un jefe apacible y calmado proyecta demasiadas expectativas en su empleado de confianza sin advertir el daño que le causa.
— De eso nada doctor, que el tío está peor que yo. También se crispa de los nervios y come tanto o más que yo. La diferencia es que cuando nadie le ve, va y vomita todo a escondidas. Por eso está más flaco que la parca. Además, nunca me escucha. La semana pasada le digo: "Patrón, que esos no son gigantes, son molinos de viento…”


domingo, 19 de agosto de 2018

Poderoso Caballero

Despiadado, sádico y abyecto. Camina con naturalidad entre las aterradas ovejitas, lanzándoles ocasionales dentelladas ante la impávida mirada del pastor y su perro. Es que el lobo ha comprado la granja con todo y su rebaño.













sábado, 18 de agosto de 2018

Carrera de cucarachas

En el basurero jugamos con lo que abunda, con lo que nadie quiere y apostamos nuestros pequeños tesoros. Una canica, un imán, una estampita o una corcholata rara, van y vuelven entre los apostadores hasta que ya nadie recuerda quién era el dueño de qué.
A mí me dan asco las cucarachas, por eso me dejan dar la partida y anunciar a los “corredores” anotados.
—¡Señores, la carrera va a comenzaaaaar! En el carril uno tenemos a Rapidina, por el segundo viene Diarrea, a su lado corre la campeona Belleza Negra y en el último andarivel viene…¿Alfredo? ¿Que clase de nombre es ese para una cucaracha?
—¿Nunca te platiqué que mi papá nos abandonó de chicos?






viernes, 17 de agosto de 2018

Cabo Cañaveral

—Hey Buzz, ¿quieres oír una buena anécdota de mi infancia en Ohio?
—Aprovecha a contarla por última vez Neil; estamos viajando a la luna y esa será la única anécdota en tu vida.





Volver a Ciudades







jueves, 16 de agosto de 2018

Lenguaje inclusive

—¿Que querés Mercedes? ¿Que me estrese?
—Que te serenes.
—Me tenés verde de pretender que te espere.
— Entendeme Pepe.
—Te creés rebelde. ¿Qué tenés en mente?
—Que me respetes, ¡Forro!.

miércoles, 15 de agosto de 2018

Visitante frecuente

Me excita esconderme de un salto en tu guardarropas
o bajo tu cama, como hice ayer.
Puedo colgar desnudo del alféizar de tu ventana durante horas.
Nadie me ve, solamente tú intuyes mi presencia, 
hueles mi perfume, 
sientes esa alarma silenciosa que te advierte que algo va mal. 
Soy el fantasma de tus celos enfermizos y siempre estaré rondándote.











martes, 14 de agosto de 2018

Aquel desconocido

Hay cosas que el tiempo no cambia. Veinte años después, en la reunión de ex alumnos, la jerarquía que dominaba la escuela sigue vigente.
El gordo Mainardi siempre fue un segundón, un pelagatos y si nosotros lo conocíamos era sólo porque la hermana estaba para el crimen, nada más.
El Turco, en cambio, era de los nuestros, los que manejabamos la movida desde el fondo de la clase, los chicos malos admirados por las chicas.
No me extraña que al saludarlo, el Turco no lo reconozca. Y eso que Mainardi está casi igual. Gordito, medio colorado...
El Turquito no lo saca a pesar de la insistencia de Mainardi.
Me conmueve verlos así, tengo que intervenir.
—Turco, vos no te acordás, este es el gordo Mainairdi, que iba con nosotros a gimnasia. Turquito...el hermano de la Romi...
Es entonces que ambos me miran de arriba a abajo y preguntan a dúo:
—¡¿Y vos quién sos?!


lunes, 13 de agosto de 2018

Mi abuelita III

Acompaña sus lentos pasos con una queja:
—Ay m'hijito, como me duelen las pasas...
—¿Las qué, abuela?
— Algo por aquí adentro, hijo. Cuando tienes noventa y seis, cualquier cosa que quede dentro del pellejo debe ser como una pasa, yo creo.









sábado, 11 de agosto de 2018

Un clásico

Recorría con sus dedos las tablillas de arcilla con caracteres cuneiformes, pensando en el deleite de interpretarlas y no pudo contener la queja:
—Estos son libros. Pesados, resistentes y con ese sonido único al entrechocar... ¡no me vengan los jóvenes de ahora con esos papiros manchados con tinta!






viernes, 10 de agosto de 2018

La partida

¡Que olor tan singular tiene la tienda de sombreros del tío Orlando! Hoy cumplo ocho años y me escapé de la fiesta con mi primo. Jugamos a los besos en la trastienda, escondidos entre las cajas redondas y brillantes.
En la penumbra veo moverse una sombra. Es mi reflejo en el espejo del probador. Me río al ver mi carita. Compruebo con mi mano la suavidad de mi piel y la retiró mojada de lágrimas.
Se rompe el hechizo. Vuelvo al laberinto de la realidad, donde soy una amenaza y al mismo tiempo, estoy en peligro inminente. Ahora mi cara luce arrugada y vencida en la foto del pasaporte que sostengo en la mano. Desde la cubierta miro el horizonte. La línea de la costa va desapareciendo y me hundo de a poco en el exilio.

jueves, 9 de agosto de 2018

Caracas

Al regresar con mis hermanos de la escuela, encontramos a mamá con la mirada empañada.
—Tengo una mala noticia —me dijo —tus patitos...se escaparon anoche por el fondo.
Salí corriendo al corral con el corazón en un puño. Un agujero en el tejido de alambre me confirmaba esa vaina.
Volví triste y arrecho a la casa, pero se me pasó enseguida.
Mamá me esperaba con una sorpresa. Después de muchos días de andar pasando filo, por fin papá había mandado una plata del mes atrasado y ella nos preparó su arroz con pollo, mi comida favorita desde carajito.





Volver a Ciudades






miércoles, 8 de agosto de 2018

¡Abajo el tirano!

Las pintadas en las paredes del reino denunciaban injusticias y pedían la cabeza del tirano.
El pintor del pueblo confesó tras una larga sesión de tortura.
—¡La pena será ejemplar! —pontificó el rey. —Deberá limpiar todas las paredes primero, luego...¡cortadle las manos!
Eso supuso el fin del asunto aunque el soberano, temiendo una revuelta popular, se encerró en la seguridad de su fortaleza.
Al día siguiente, las pintadas volvieron, esta vez dentro de su propia habitación.
Ya no había garantías para el rey. El miedo lo perseguía en forma de terribles pesadillas donde las manos cortadas del pintor venían a ahorcarlo.
La tercera noche despertó gritando y salió corriendo por la habitación. En su loca huida cayó por el balcón de los aposentos reales.
Durante los funerales, el príncipe heredero lloró y juró venganza. Nadie prestó atención a sus manos manchadas de pintura.




martes, 7 de agosto de 2018

Macro

—Bueno, ya estuvo bien de descanso, terminaré la investigación y comenzaré las conclusiones.
Se restregó los ojos, enfocó el microscopio y en el área de observación apareció la tierra con su satélite natural.








lunes, 6 de agosto de 2018

Alimañas del desierto

—Por los dioses antiguos, muero de sed, ¡dame agua! —rugió el fiero guerrero. La hechicera que custodiaba el oasis le inquirió:
— ¿A cambio de qué?
— ¡A cambio de tu vida, maldita seas! —contestó amenazándola con su hacha.
La bruja le dio la espalda y encorvándose en el pozo, llenó un mísero odre.
El guerrero se lo arrebató de las manos y bebió con fruición ante la mirada enigmática de su anfitriona.
Comenzó a desconfiar cuando sintió las piernas agarrotadas. Una sensación de parálisis subía por su cuerpo.
Antes de perder totalmente la movilidad, alcanzó a aferrar a la bruja por el cuello y volcar en su garganta el resto del líquido.
Muchos años después, una polvorienta caravana de mercaderes llegó al oasis y encontró en la entrada a los dos enemigos. Se habían convertidos en estatua de piedra durante su lucha final.
Al verlos así abrazados, malinterpretaron la escena y llamaron al lugar “El oasis de los amantes”.


sábado, 4 de agosto de 2018

En simultáneo

En el mundo de los muertos preparan un baby shower. Es para la flaquita, la que murió de parto. Todos la colman de felicitaciones y buenos deseos.
En el mundo de los vivos reinan el llanto y la tristeza cuando el médico les da la terrible noticia.





viernes, 3 de agosto de 2018

Maldita daga

Sentía un verdadero desenfreno por los placeres carnales. Con el tiempo devino vegetariano.

jueves, 2 de agosto de 2018

La entrega

Por el camino pensé: «menos mal que el Cholo no se calentó por mi cagada en el trabajito.»

Por el camino, recordé sus palabras: —Entregale esto al Hueso, él ya sabe...


Por el camino sentí el sobre bien pesado, lo abrí y vi que tenía un fierro y guita.


Por el camino, me guardé la guita, me calcé el fierro y me volví a matarlo al Cholo.




miércoles, 1 de agosto de 2018

Golpe de suerte

El Rulo corría a nuestro encuentro montando una bicicleta nueva.
—Eh, es una "Rayo veloz" ¿Cómo la conseguiste?
—Una corazonada, después te cuento...lo que importa es que ahora tengo bicicleta como ustedes —contestó ruborizándose.
Advertí su labio partido y su mejilla amoratada. Cuando estuvimos solos le pregunté qué pasó.
—Te cuento pero queda entre nosotros ¿eh?
Prometí guardar el secreto.
—El viejo me mandó a lo del polaco a jugar a la quiniela, al veintidós, cien pesos a la cabeza y a los premios. Por el camino crucé un gaucho a caballo, ¿raro no? En la agencia estaba el tano Cavalli tomando Legui con el polaco, jugaban al ajedrez.
—¿Y con eso qué?
—¿No entendés, hermano? El destino me estaba avisando, jugale al caballo. Le jugué todo al cero veinticuatro, a la cabeza.
Cuando el viejo vio la papeleta me cagó a palos. Le dije que me confundí, igual me fajó, para que aprenda.
—¿Y la bici?
—Ahí va. Al otro día el polaco vino a pagar. ¡Salió el veinticuatro en la nacional y la provincia!
El viejo me besaba y lloraba. A la tarde volvió con la bici de sorpresa...
El Rulo pedalea a toda velocidad y levantando un brazo grita: —¡Jaióooo Silver!





martes, 31 de julio de 2018

Sídney

El jet lag me mata. Es como vivir en un mundo gelatinoso de deja vú permanente.
Salgo a tomar aire al populoso centro de Chatswood y en plena Victoria Street me fundo con la multitud.
Camino entre gente apurada con sus compras y me llama la atención un payaso callejero de expresión angustiada. No parece estar actuando. Lleva una niña vestida con un suéter azul y negro de la mano. Caminan en contra del gentío en mi dirección.
No puedo dejar de mirarlos.
Cuando llegan a mi lado me interpela con desesperación:
—¿Conoce a P. Sherman de la calle Wallaby número 42?
Niego enérgicamente y salgo disparado a encerrarme en mi cuarto del hotel.




Ganador XIII Concurso de Relatos y Microrrelatos de Viaje Moleskin 2018


Volver a Ciudades


Mascarita

El arma secreta del temible goleador: su cara de boludo.
Los centrales le regalan la espalda,

los laterales le conceden un par de metros, 
los árbitros le cobran penales ridículos.
Ninguno se resiste a su embrujo.
Lo llaman el fantasma del gol.
No hay verdad más pura, el fútbol es para los vivos.









lunes, 30 de julio de 2018

Marginado

Mi auto nuevo se descompuso. Una constante en mi vida, lo bueno nunca es duradero.
Vuelvo vencido a la parada del colectivo y noto algo raro en el ambiente de la fila: nadie responde a mi "Buenos días".
Al subir, el conductor me pregunta hasta donde voy, como si no supiera dónde me bajo hace años. Mi asiento preferido está ocupado por el bolso de una señora de mirada hostil, otra mala señal.
Sube un vendedor que va ofreciendo golosinas a cada pasajero. El muchacho me ignora, salteando mi mano extendida, como si yo fuera un fantasma.
Entonces lo comprendo todo. Ya no me consideran uno de ellos. He sido exonerado de su cofradía por cargos de alta traición.
Me bajo cinco paradas antes, terriblemente avergonzado.