martes, 15 de mayo de 2018

Umbr Ella

Ella se fue. Definitivamente, dijo.
Vos te quedaste parado junto a la puerta, jugándote la posibilidad de no volver a verla, solo para darme la última chance de revertir el desastre.
Afuera llueve fuerte. Si te deja, me deja. Si vuelve es por vos, pero también por mí­.
Ahora, los dos esperamos ansiosos el timbre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que te pareció esta historia?