martes, 17 de julio de 2018

Bombay

La pila de platos sucios crece y crece.
Doblado sobre la bacha, Mohinder lava sin parar. Es una carrera contra el cansancio y el hambre, que también crece a medida que los clientes sacian su gula. Todavía queda mucho por lavar hasta la hora de comer, cuando finalice la jornada lavando su propio plato.







Volver a Ciudades


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que te pareció esta historia?