lunes, 25 de junio de 2018

El otro

La noche en que el planeta Kryptón explotó, de su atmósfera partieron dos naves de evacuación con destinos diferentes.
—No es buena idea poner a ambos gemelos rumbo al mismo lugar — pensó Jor-El.
Nadie sabe qué pasó con la nave destinada a Vía Láctea, la otra aterrizó en Sabondian, el planeta gigante. Su pasajero creció bajo los efectos de su sol turquesa y su desmesurada fuerza de gravedad. Esto convirtió a Krill Cuis (así lo llamaban) en el ser más endeble y contrahecho de ese mundo.
Cuando creció, Krill sobrevivió pidiendo limosna en las calles, sobre un lamentable carrito de ruedas hasta que un sabondiano avispado vio la oportunidad de hacer dinero exhibiéndolo como fenómeno de feria.
—Y ahora..con ustedes damas y caballeros...INFRAMAN, el hombre de excremento!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que te pareció esta historia?