sábado, 2 de junio de 2018

Dublín


—Abuelo, cuéntanos de Dublín. ¿Es verdad que nuestra familia viene de allí?
—Sí abuelito, cuenta la historia de tus abuelos, de la isla esmeralda y como tuvieron que cruzar el mar…
—¡Niñas, dejen en paz a su abuelo y prepárense para cenar!
—Si, mamá…
—¿Y después nos cuentas abuelito?
—Si se comen sus ratones, como buenas serpientes obedientes, después les contaré la historia de Dublín y de cómo el tal Patricio echó a nuestros abuelos del hogar.

(Dedicado a mis lectores de Irlanda)

Volver a Ciudades

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que te pareció esta historia?