sábado, 28 de abril de 2018

Muertos y degollados

El ciruja miraba extrañado la inútil montaña de zapatos izquierdos, todos nuevos. Lo sacó de su confusión la carcajada del cojo que lo observaba desde el balcón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que te pareció esta historia?