viernes, 30 de marzo de 2018

SOID

—Dios me perdonará.
—Dios no existe.
—Dios me habló.
—Dios soy yo mismo.

—Dios, cuantas estupideces.












No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que te pareció esta historia?